BLOG DE CARRERAS
MI APRENDIZAJE RENUNCIANDO
Aprendiendo sobre empleo
Desde muy joven mi "empleo soñado" sería aquel en el que tuviera mi propia oficina, y un amplio escritorio desde el cual pudiera liderar un equipo. Así lo quería y al creerlo y capacitarme Dios me lo concedió.

Con unos años laborando "con los pies bajo el escritorio" empecé a quejarme constantemente por cosas irrelevantes como la taza donde me servían café, esperar por mi comida o que mi jefa era demandante, incluso estaba indignado porque no me gustaba el color de la lámpara de mi oficina y la empresa no era capaz de hacer algo al respecto.

La empresa empezó a crecer y así mismo se iba expandiendo mi "departamento interior de quejas", pues aumentaba mi insatisfacción por cosas irrelevantes.

Pero por cosas del destino recibí una llamada inesperada. Era el rector de una universidad y me solicitaba unirme a su nuevo proyecto universitario. Imagina qué sucedió. Al yo estar cegado por el peso de mis constantes quejas acepté su oferta laboral sin analizarla; total me pagarían un 25% adicional, así que opté por abandonar el que una vez fue mi "empleo soñado".

Y… ¡Sorpresa! En el nuevo trabajo no sólo no había tazas para el café, si no que ahora tenía que hacer filas de hasta 1 hora para calentar mi comida. ¿Taza de café? Para qué si no lo sirven, y la lámpara de la que tanto me quejaba en mi oficina anterior fue remplazada por un simple bombillo. Ciertamente fue una lección de vida que me llevó a reflexionar en 2 enunciados que jamás olvidaré.

1: La queja es como el humo, no molesta hasta que nos empieza a asfixiar.
2: Es importante evaluar la decisión de cambio de trabajo; no todo es dinero.

Pedí perdón a Dios por mis quejas fue lo último que hice y un milagro sucedió. Pasaron solo minutos cuando tras mi oración sentí la vibración de mi celular; era mi ex jefa, quien me ofrecía volver con mejor salario y qué tendría nueva lampara en la oficina.

¿Saben qué hice? Le dije que sí, y qué prefería quedarme con la lámpara de siempre.

¿Te gustó el contenido del Blog?
Made on
Tilda